Noticias

 

 

Una delegación del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), entre los que se encontraba Anxo Queiruga, presidente de COCEMFE, mantuvo ayer una reunión con el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, durante la que repasaron las principales demandas de las personas con discapacidad y sus familias en materia fiscal.

Durante el encuentro, celebrado en la sede del propio Ministerio, el CERMI puso en valor la nueva Ley de contratos del Sector público, aprobada recientemente, y que permitirá potenciar la dimensión inclusiva de la contratación pública en aspectos tan importantes como la inserción laboral de las personas con discapacidad, la accesibilidad universal y la prestación de servicios públicos por parte de entidades sin ánimo de lucro.

Por otro lado, el CERMI expuso al titular de Hacienda la situación de emergencia social que vive el tercer sector en general, y las entidades de la discapacidad en particular, como consecuencia del nuevo modelo de gestión de los fondos de la casilla de interés social del IRPF, cuyas organizaciones se enfrentan a la práctica desaparición de programas sociales y la inexistencia de fuentes de financiación alternativas que compensen esta pérdida.

En este punto, Montoro destacó el papel esencial que juegan las entidades sociales y el apoyo del Gobierno y su Ministerio para que puedan continuar realizando su tarea, imprescindible para el bienestar social. Se comprometió, asimismo, a analizar las propuestas realizadas desde el CERMI de establecimiento de fuentes alternativas de financiación y a buscar posibles salidas en la futura Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2018.

Además el CERMI mostró su disposición a hacer propuestas con actitud constructiva y realizará tareas de incidencia para que el futuro marco de financiación territorial tenga un rostro social.

Finalmente, el CERMI le pidió al ministro que en las próximas reformas fiscales que se pongan en marcha en el futuro se siga avanzando en la protección y los incentivos fiscales para las personas con discapacidad y sus familias.

 cocemfe.es

La celebración este pasado miércoles del IV Parlamento Europeo de las personas con discapacidad (EPPD) en Bruselas ha servido para que el Foro Europeo de la Discapacidad (EDF), del que el CERMI español forma parte, aprobara una resolución sobre la estrategia europea a seguir en la década 2020-2030. Dicha estrategia debería adaptar la Convención de la ONU de los Derechos de las Personas con Discapacidad y avanzar en todos los países en materia de accesibilidad.

En este evento el propio presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, señalaba que “en relación con el derecho al voto de las personas con discapacidad y con las necesarias condiciones de accesibilidad universal para ejercer el derecho de sufragio en igualdad de condiciones, que “no es una cuestión de solidaridad, sino de libertad”.

“Esta Cámara debe ser un ejemplo de accesibilidad e inclusión. En 2019, fecha de las próximas elecciones al Parlamento Europeo, todas las personas deben poder votar libremente”, comentó Tajani, quien puso en valor un programa piloto en Madrid que cuenta con la participación de la ONCE para que puedan votar en igualdad de condiciones las personas ciegas.

En esta línea, la comisaria de Empleo y Asuntos Sociales, Marianne Thissen, declaró que “hay que crear una Europa que respete la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad”. Además, resaltó la importancia de adoptar las decisiones que afectan a las personas con discapacidad trabajando junto al tejido asociativo, apuntando que “nada por ustedes sin ustedes”.ç

Por su parte, el presidente del Foro Europeo de la Discapacidad, Yannis Vardakastanis, aprovechó su intervención para preguntarse que “¿Somos ciudadanos las personas con discapacidad? Si no votamos, desde luego que no seremos ciudadanos de pleno derecho”. Asimismo, hizo un llamamiento para construir una Europa más social, realizando las inversiones precisas.

Entre las intervenciones, destacan también las de dos mujeres con discapacidad. En concreto, María Pino, de Plena inclusión, recordó que en España hay unas 100.000 personas que no pueden ejercer el derecho al voto por razón de discapacidad intelectual, enfermedad mental o deterioro cognitivo, por lo que pidió acabar con esta situación cuanto antes.

Mientras, Nerea Cuervo exclamó que “somos personas, y muy capaces. Tenemos derecho a elegir a nuestros gobernantes y a ser también elegidos. Hay que dar pasos para que este principio se cumpla en todos los países”.

 

https://confilegal.com/20171208-movimiento-discapacidad-europeo-reclama-bruselas-defienda-derechos/

 

El próximo 15 de diciembre finaliza el periodo de inscripción en el programa de becas para estudiantes con discapacidad ofertado por Fundación ONCE y CRUE Universidades Españolas, con el fin de promover una primera experiencia laboral y mejorar la empleabilidad y la carrera profesional de este colectivo.

El programa, denominado 'Becas-Prácticas Fundación ONCE-CRUE Universidades Españolas', promueve la realización de prácticas académicas externas a 300 alumnos con discapacidad, a los que se facilita su acceso a una primera experiencia laboral. Es fruto deun acuerdo entre Fundación ONCE y Crue Universidades Españolas que cuenta con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, en el marco del Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social 2014-2020.

Los interesados en optar a una de estas becas pueden inscribirse hasta el próximo 15 de diciembre en la web habilitada por Fundación ONCE a tal efecto: 'http://becas.fundaciononce.es/'. El periodo de inscripción finaliza el próximo 15 de diciembre. El período de prácticas comenzará el 1 de febrero de 2018 y podrán desarrollarse hasta el 31 de diciembre de 2018.

Dichas prácticas tendrán una duración de 3 meses consecutivos en jornadas de 25 horas semanales con el horario pactado entre la empresa y el estudiante, garantizando la compatibilidad con los compromisos de la actividad académica que ha de desarrollar el alumno en la universidad.

Las empresas y entidades participantes deberán asegurar los mecanismos y procedimientos necesarios para garantizar una experiencia positiva, tales como asegurar la accesibilidad del puesto o asignar un tutor responsable.

Podrán beneficiarse de este programa de prácticas en empresas los alumnos universitarios que tengan una discapacidad reconocida igual o superior al 33%; estén matriculados en cualquier enseñanza oficial o propia de grado y/o máster impartida por la Universidad o por los Centros adscritos participantes, y que tengan superados créditos suficientes del correspondiente título universitario. Se priorizará a los estudiantes de último curso y no podrán mantener relación contractual de tipo laboral, de prestación de servicios o asimilable en el momento de disfrutar de la beca.

El periodo de las prácticas será de tres meses, ampliable a seis a instancias de la empresa, y podrán desarrollarse en grandes empresas, pymes, microempresas, entidades de la Economía Social y del tercer sector, así como en otras instituciones y entidades públicas o privadas.

FORMACIÓN Y EMPLEO

Según señalan Fundación ONCE y la CRUE, la necesidad de este programa se pone de manifiesto por las cifras que arrojan diferentes informes y estudios sobre la relación de una educación superior y un mejor acceso al empleo por parte del colectivo de personas con discapacidad.

En este sentido, el estudio sobre 'La empleabilidad de los estudiantes y titulados universitarios con discapacidad', elaborado por Fundación ONCE y la UNED, indica que sólo el 7,5% de los alumnos con discapacidad habían realizado prácticas extracurriculares relacionadas con sus estudios y que sólo el 34,5% conocía dentro de su universidad el servicio de orientación e inserción laboral. También se constata el desconocimiento del tejido empresarial sobre el talento de las personas con discapacidad, ya que la mayoría de las empresas mantienen prejuicios que dificultan las prácticas a estudiantes con discapacidad.

Los datos de Odismet revelan, además, la situación de discriminación aún existente para las personas con discapacidad en el mercado laboral. El colectivo parte de una tasa de población activa de sólo el 38% y sufre un paro de 32,2%. La mayoría de los empleos se crean en ocupaciones del sector formativo bajo o medio. Sin embargo, el nivel de estudios es un factor determinante en la integración laboral de las personas con discapacidad, ya que la tasa de población activa aumenta notablemente cuando hay un mayor nivel de estudios (57%).

(SERVIMEDIA)

http://ecodiario.eleconomista.es/sociedad/noticias/8796255/12/17/Discapacidad-ultima-semana-para-optar-a-una-de-las-300-becas-ofertadas-por-fundacion-once-y-la-crue-para-alumnos-con-discapacidad.html

Subcategorías

Las últimas noticias del equipo de Joomla!

Información adicional

2017, Cocemfe Ciudad Real

Sitio web actualizado por Miguel Ángel Martín