Noticias

 

 

Se reúne por primera vez durante el mes de febrero para intentar garantizar el turismo a personas con discapacidad.

Impulsada por Fundación ONCE, la Asociación Española de Normalización, UNE y la Organización Mundial del Turismo (OMT), durante febero ha tenido lugar la primera reunión de trabajo para la elaboración de una Norma Internacional de Turismo Accesible para todos acaba de celebrarse en Madrid.

El Comité técnico TC 228 encargado de turismo y servicios relacionados en el marco de ISO (Organización Internacional de Normalización), desarrollará un estándar internacional global y transversal que incluya, en primer lugar, un inventario sistemático de los estándares, los criterios técnicos, las recomendaciones y los requisitos ya existentes en el ámbito de turismo accesible.

Además, se sugerirán recomendaciones y requisitos para aquellos segmentos de la cadena de valor y actividades relacionadas, cuya estandarización internacional en materia de accesibilidad sigue pendiente. La futura Norma se denominará ISO 21902 Turismo y servicios relacionados.

En cuanto al alcance, la nueva norma ofrecerá directrices claras para la planificación del turismo y la gestión de destinos, ya que proporcionará recomendaciones y requisitos sobre los aspectos clave.

La nueva norma supondrá una palanca para que promover el diseño para todos en un sector económico tan importante como el turístico a nivel mundial. El ocio y el disfrute de la cultura y el turismo son un derecho de las personas con discapacidad, que en muchos casos no pueden disfrutar de él.

Actualmente, el catálogo español recoge 75 normas y proyectos de norma que establecen los requisitos de accesibilidad en numerosos ámbitos, lo que beneficia tanto a las personas con discapacidad y a sus familiares como a la sociedad en general”. UNE es la entidad responsable del desarrollo de las normas técnicas en España y representante nacional ante los organismos internacionales y europeos de normalización.

famma.org

La directora gerente del SESCAM asegura que en esta provincia hay 119 plazas de profesionales más que a principios de la legislatura y se han consolidado otros 421 contratos precarios

El Gobierno de Castilla-La Mancha logró reducir el año pasado un 29 por ciento las listas de espera en la provincia de Ciudad Real con respecto a los datos registrados hace dos años, registrando a finales de 2016 casi 15.000 pacientes menos que al cierre del ejercicio de 2014.

Este descenso en las listas de espera ha venido acompañado de una reducción del 76 por ciento en el número de derivaciones a clínicas concertadas para la realización de intervenciones quirúrgicas, un 10 por ciento menos para técnicas diagnósticas y dejándolas a cero para consultas externas.

Estos han sido algunos de los datos aportados este miércoles por la directora gerente del SESCAM, Regina Leal, en la rueda de prensa ofrecida para informar del balance de actividad en la provincia de Ciudad Real durante el año 2016, en la que ha estado acompañada por el director provincial de Sanidad, Francisco José García, y por los directores de las Gerencias de Área Integrada.

Según ha indicado Leal, durante el año pasado los seis hospitales públicos con los que cuenta la provincia de Ciudad Real incrementaron un 5 por ciento el número de camas funcionantes con respecto a 2014, hasta alcanzar las 1.197. El número total de ingresos se aproximó a los 54.000 y las estancias hospitalarias fueron casi 349.000.

Por otra parte, se realizaron 44.780 intervenciones quirúrgicas, de las que más de un 61 por ciento se realizaron con Cirugía Mayor Ambulatoria; se contabilizaron más de un millón de consultas con los especialistas y casi 56.400 tratamientos en hospitales de día, un seis por ciento más que hace dos años.

Asimismo, los hospitales de la provincia de Ciudad Real atendieron un ocho por ciento más de urgencias que en 2014, lo que hace una media diaria de 817, y lo que supone 68 urgencias más de media al día que hace dos años. En cuanto a las técnicas diagnósticas, se realizaron un tres por ciento más, hasta alcanzar 1,6 millones, entre las que destacan un 12 por ciento más en resonancias magnéticas o un cinco por ciento más de TAC.

Respecto a la actividad en Atención Primaria, la directora gerente del SESCAM ha destacado los más de 3,1 millones de consultas de Medicina de Familia; los 2,3 millones de consultas de Enfermería; 437.340 consultas de Pediatría; 907.952 urgencias y 117.829 consultas a través de las unidades de salud bucodental. Además, se realizaron más de 218.584 tratamientos de fisioterapia; las matronas atendieron 70.651 consultas y los trabajadores sociales hasta 9.356.

Según Leal, estas cifras han sido posibles gracias al trabajo realizado por los profesionales y a la apuesta del Ejecutivo del presidente Emiliano García-Page para llevar a cabo una política de recursos humanos que, sólo en la provincia de Ciudad Real, ha permitido contar con 119 plazas más y la consolidación del empleo a otros 421 profesionales que estaban contratados en precario.

INVERSIONES EN EQUIPAMIENTO Y OBRAS

Además, este crecimiento experimentado en la sanidad ciudadrealeña ha sido posible también, según ha asegurado la directora gerente del SESCAM, a las inversiones en equipamiento destinadas a esta provincia que ha cifrado en cerca de tres millones de euros sólo en el último año, y que han permitido, por ejemplo, dotar a los hospitales de Ciudad Real y de Alcázar de San Juan de nuevas resonancias magnéticas; de un nuevo TAC al Hospital de Valdepeñas; un microscopio quirúrgico al Hospital de Puertollano; o de respiradores de reanimación y estación de anestesia en Manzanares y de un sistema de videoendoscopio en Tomelloso.

Igualmente, ha mencionado las inversiones realizadas en diferentes obras, que han superado el millón y medio de euros, entre ellas la reforma del bloque quirúrgico, UCI y Reanimación del Hospital de Puertollano, el nuevo colector y la reparación del acerado perimetral del Hospital General Universitario de Ciudad Real, la renovación de tuberías en los hospitales de Valdepeñas y Manzanares, las obras de la planta de Medicina Interna del Hospital de Alcázar  y obras de diversa envergadura en casi 30 centros de salud y consultorios locales.

Finalmente, Leal ha agradecido la implicación que han mostrado los profesionales de la provincia de Ciudad Real con la estrategia de humanización de la asistencia sanitaria que está impulsando el Gobierno de Castilla-La Mancha. Muchas iniciativas que han permitido, por ejemplo, mejorar las áreas pediátricas de urgencias de los hospitales de Tomelloso y Valdepeñas, programas de acompañamiento musical y con payasos en el Hospital de Ciudad Real, mejoras en la atención al parto en varios hospitales e iniciativas de humanización en las Unidades de Cuidados Intensivos.

dclm.es

 

Castilla-La Mancha ha vuelto a niveles de 2011 en cuanto a la prestación de los servicios derivados de la Ley de Dependencia, si bien mantiene a 23.210 personas en el llamado "limbo de la dependencia" por encima de la media española hasta el 36%. En todo caso, este año vuelve a disminuir ese nivel en 6 puntos tras una incorporación de 935 nuevas personas

Todo ello hace que la tasa de descenso del limbo en Castilla La Mancha, aunque éste se sitúe todavía por encima de la media estatal, avance a un ritmo en tendencia paralela a la que se viene dando en toda España desde julio de 2015, según datos ofrecidos este viernes por el Observatorio de la Dependencia.

En un año, se ha duplicado el incremento de personas valoradas y ha aumentado en 1.000 personas más las incorporaciones al derecho reconocido datos ambos que representan un notable cambio de tendencia. El mayor incremento se ha registrado en Castilla La Mancha en este periodo, y el número de servicios entregados aumenta un 20%.

1.300 EMPLEOS DIRECTOS

Esto ha supuesto, según los cálculos del Observatorio, no menos de 1.300 empleos directos con una tasa de 33 empleos directos por cada millón de euros invertido, la mayor tasa desde 2010. La aportación del Estado para la atención a la dependencia en Castilla La Mancha sigue por debajo del 20%, mientras que la Comunidad asume el 67% del coste del Sistema, y el 13,9% restante lo asumen los usuarios por copago.

Son un total de 28,3 millones de euros los que Castilla La Mancha dejó de recibir del Estado en 2016, como consecuencia de la supresión del Nivel Acordado y la reducción de un 13% del Nivel Mínimo de financiación estatal, aprobado en julio de 2012, tal y como recuerda el observatorio.

TERCERA MEJOR NOTA

Pese a la mejora, la región se sitúa por encima de la media nacional en la tasa de lista de espera en Dependencia, con un 35,96%, según este XVII Dictamen del Observatorio de la Dependencia que elabora anualmente la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales. No obstante, la región, con 758,03 euros, se sitúa por encima de la media nacional en dinero invertido por habitante potencialmente dependiente.

En cuanto a la nota que Castilla-La Mancha obtiene por la gestión de la Dependencia se sitúa en un 6,79. Así es junto con Andalucía la tercera mejor región, por detrás de Castilla y León, que saca un 8,93 y La Rioja, que consigue un 7,86.

En base a este Dictamen del Observatorio de la Dependencia que elabora anualmente la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, unas 150.000 personas dependientes con derecho reconocido a recibir alguna prestación o servicio han fallecido en los últimos cinco años sin llegar a percibir esas ayudas, es decir, que unas 90 personas mueren al día esperando que se materialice su derecho a una atención,

El trabajo analiza a nivel nacional y por comunidades autónomas los datos oficiales del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) a 31 de diciembre de 2016, cuando constaban 1.213.873 personas en situación de dependencia reconocida y otras 103.238 que estaban pendientes de valoración, lo que significa que el 2,6% de la población necesita apoyos de mayor o menor intensidad para desarrollar las actividades básicas de la vida diaria.

De esa población con dependencia reconocida y derecho por tanto a recibir alguna prestación o servicio, el 28,69 por ciento, 348.309 personas, no estaba recibiendo ayuda de ningún tipo, aunque el 35% de ellas, unas 122.000, han sido diagnosticadas como dependientes de grado II o grado III, de modo que tienen necesidades de apoyo extenso y en ocasiones continuado.

No obstante, la tasa de lista de espera varía en función de las comunidades autónomas, pues mientras en Castilla y León sólo el 0,61% de los dependientes reconocidos están esperando, en Canarias son el 45,22%. Por encima de la media nacional están también Cataluña, donde el 41,72% de los dependientes aún no tienen la ayuda reconocida; Aragón, con el 37,36% esperando; Castilla-La Mancha, donde la lista llega al 35,96%; Andalucía con un 35,82%; Navarra, donde es del 30,75%; y Extremadura, con el 30,45%.

dclm.es

Subcategorías

Las últimas noticias del equipo de Joomla!

Información adicional

2017, Cocemfe Ciudad Real

Sitio web actualizado por Miguel Ángel Martín