Cocemfe Ciudad Real

Noticias

 

 

el cermi pide a hacienda que permita a los ayuntamientos destinar el superávit presupuestario a accesibilidad

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) ha reclamado al Ministerio de Hacienda y Función Pública que los ayuntamientos puedan destinar parte de su superávit presupuestario a mejorar la accesibilidad universal de los pueblos y ciudades, favoreciendo así la inclusión social de las personas mayores o con discapacidad.

Esta demanda ha sido planteada en una misiva que el Cermi ha remitido este viernes al titular de la cartera de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, después de que el ministro haya aceptado la petición de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) de que los ayuntamientos con superávit pudieran hacer uso de estos fondos para el impulso de operaciones financieramente sostenibles.

Además de permitir el gasto en infraestructuras educativas, sociales y culturales; equipamientos deportivos; gestión de residuos; seguridad; protección social, o equipamiento urbano, el Cermi reclama que el Gobierno incluya en la futura norma con rango de ley el apartado de accesibilidad universal.

"De este modo, se permitirá a muchas entidades locales, que tienen un papel fundamental en la promoción de entornos accesibles, dotar de inversión suficiente a proyectos que garanticen la accesibilidad de vías urbanas, edificios e instalaciones públicas o infraestructuras de transporte", explica el Cermi.

La plataforma representativa de la discapacidad en España recuerda que el 4 de diciembre de 2017 concluyó el plazo legal que España se dio en 2003 para que todos los bienes, entornos y servicios de interés fueran plenamente accesibles. Lamentablemente, este mandato legal está lejos de verse cumplido, por lo que es necesario prever nuevas posibilidades de inversión, en este caso, en la esfera local, a fin de alcanzar ese objetivo irrenunciable.

En opinión del Cermi, "con esta referencia visible a la accesibilidad en el futuro real decreto-ley, se dispondría de nuevas herramientas financieras para seguir avanzando en este bien social, esencial para las personas con discapacidad y su participación plena en comunidad".

(SERVIMEDIA)

http://ecodiario.eleconomista.es/sociedad/noticias/8993547/03/18/Discapacidad-el-cermi-pide-a-hacienda-que-permita-a-los-ayuntamientos-destinar-el-superavit-presupuestario-a-accesibilidad.html

La figura de los 'acompañantes íntimos' para personas con discapacidad física

Todas las personas tenemos derecho a la expresión de nuestra erótica, a compartirla y disfrutarla. Y ahí radica el papel de los asistentes sexuales

La diversidad está presente en la naturaleza. Y los humanos, siendo iguales en algunas cuestiones y similares en muchas otras, somos únicos con capacidades muy diversas. Hasta nuestra propia vida presenta diversidad funcional y fluctúa desde que nacemos hasta que morimos. También nuestra sexualidad. A lo lago de nuestra historia se construyen nuevos deseos, afectos y placeres, destruyéndose otros. Además, conscientes o no, utilizamos las diferentes funciones sexuales para satisfacer distintas áreas de nuestra vida, pues la sexualidad tampoco tiene una única funcionalidad, sino infinitas, tantas como personas y momentos vitales de estas. Por placer, reproducción, compañía, diversión, comunicación, deseo, emoción, cuerpo, calor, amor, activación, salud, poder, aburrimiento, mente, celebración, erótica, competición, creatividad, energías, compartir, deporte, porque sí...¿por qué no?

Somos seres diversos, de ahí nuestra riqueza. Sería horrible encontrarme cada día gente como yo. Aunque me considere una persona estupenda pero, ¿sobre qué hablaríamos si tenemos la misma opinión y conocemos lo mismo? Nada que enseñar ni aprender. Un rollo. No sumaría.

Bajo el paraguas de la normalidad se esconde la diversidad disfrazada. A veces es la mayoría la que marca la norma, otras el carisma de quién arrastra a las masas, y nos dejamos. Nos gusta pertenecer al grupo mejor tratado, ser los privilegiados, porque al resto, se les quitan derechos, como los sexuales.

Sin embargo, al igual que cada cual posee sus fortalezas, todas las personas somos discapacitadas en algo, pero eso no nos quita el derecho a desarrollarnos y disfrutar todas las áreas de nuestra vida, como queramos o podamos, sintiéndonos arropados por nuestros iguales, tan diferentes.

Porque luego resulta que nos gusta lo exótico, pero con matices, pues lo diferente no. Lo diferente nos genera rechazo o temor. No nos ha enseñado que todo suma, incluso la diferencia.

Diversidad funcional

Este vocablo se comenzó a utilizar en 2005 por iniciativa de personas afectadas y su entorno, como alternativa a término 'discapacidad' o 'minusvalía', por considerarse peyorativo y despectivo en varios contextos, aunque los sigamos utilizando, no siempre con carácter negativo.

Es necesario determinar qué grado de diversidad funcional tenemos, no para discriminar, sino para tomar medidas y ver cuándo hay que proporcionar servicios adicionales para que las personas puedan desarrollarse en cada una de las áreas de la vida, tanto en las necesidades básicas de supervivencia como en las afectivas y sexuales. No olvidemos que, como nosotros, todas las personas no sólo quieren sobrevivir sino, vivir con calidad y disfrutar la vida.

Charo Ricart , médico y sexóloga, con una discapacidad del 65%, lo tuvo muy claro. Aunque asegura que ella nunca tuvo problemas para relacionarse, conocía las carencias de otras personas con dificultades afectivas y sexuales adicionales debidas a su grado de diversidad funcional, y se lanzó a crear en Valencia un centro de desarrollo sexual Sexualidad Funcional. Este centro inclusivo, pues ofrece educación, formación y terapia sexual a todas las personas que lo deseen, está especializado en personas con diversidad funcional, sus familiares y entorno y en profesionales.

Imagine que, por ejemplo, a su timidez se le une una movilidad reducida, como una silla de ruedas, que directamente le hace estar físicamente por debajo de los demás y esto dificulta poder hablar en un bar, o incluso entrar a ese bar. Sin duda sus posibilidades de ligar o tener una pareja podrían reducirse bastante. Más aún cuando ni siquiera puede sujetar la copa o un libro, si le gusta más conocer gente en bibliotecas. Incluso con desparpajo y buena maña, por probabilidad, podría generar rechazo en el otro, por el simple hecho de no poder moverse como él o ella. Esto podría conllevar el desplome de la autoestima pero además, que la persona crea que todo eso está prohibido para ella, generando la sensación de discapacidad real o minusvalía que le transmite el entorno.

Todas las personas tenemos derecho a la expresión de nuestra erótica, a compartirla y disfrutarla. Y ahí radica el papel de los asistentes sexuales, como Dimitri Zorzos, socio de Charo en el centro valenciano, que se identifica más con el término 'acompañante íntimo'. Formado en muy diversas técnicas y terapias, para ofrecer el mejor servicio profesional y humano, asegura que su labor no consiste en un acto de caridad, como algunos piensan, sino todo lo contrario. "Se trata de hacer posible que se respeten los derechos humanos y sexuales de todas las personas que lo necesiten", asegura. Pero no sólo se basa en la necesidad sexual genital de las personas con diversidad funcional, "este acompañamiento consiste en dar la posibilidad de tener una cita con alguien que le acepta y no solo no siente rechazo, sino que le siente una persona más", explica. "Se podrá tener más o menos química, pudiendo así avanzar el afecto o relación sexual entre ellos, o no, siempre de manera consensuada por ambas partes. Ahí nadie hace nada sin desearlo", matiza.

La sociedad necesita asistencia

A la mayoría no nos han educado para que una persona en silla de ruedas nos atraiga o resulte erótica, cuando nosotros paseamos sobre nuestras piernas, o que deseemos emparejarnos con la que no puede mover sus brazos y manos para acariciarnos.

La filósofa, sexóloga y activista en el 'Movimiento de Vida Independiente' Soledad Arnau, con una discapacidad funcional física, reivindica el derecho a la diversidad y trabaja para que se rompan los tópicos y prejuicios sobre el sexo y las personas con discapacidad. "Necesitamos apoyo, en mi caso la asistencia personal es evidente, pero también la sexualidad es un derecho humano y por extensión lo es la figura laboral de la asistencia sexual", defiende Arnau.

Sin embargo, "una cosa es que necesitemos mantener relaciones sexuales y otra muy diferente que se cree una figura específica o una realidad especial para personas como yo. Y añade, "Si la sociedad interpreta que somos especiales nos aparta de su realidad".

"Si ya existen figuras que asisten sexualmente a todas las personas que así lo estimen o éticamente se lo permitan, y si yo quiero pagar por ello, no considero necesario crear otra figura solo para nosotros, por considerarnos especiales", afirma. "Habría que facilitar nuestra socialización, desinstitucionalizar a las personas para que puedan convivir unas con otras, de manera que la gente que dice que es 'normal' se relacione de manera natural con la gente que entiende que es diferente", añade la experta.

La educación inclusiva es la clave, señala, donde las personas con diversidad funcional no tengan que ir a colegios especiales. "Habría que trabajar el enfoque de derechos humanos en las políticas sociales y no el enfoque predominante asistencialista y caritativo que actualmente existe en España", reclama. "Así podríamos transmitir que nuestra sexualidad puede ser igualmente buena y placentera".

Desde mi punto de vista, argumenta Arnau, "si existe la asistencia sexual específica para personas con diversidad funcional es que el mundo está fracasando."

http://www.elmundo.es/vida-sana/sexo/2018/03/10/5aa158a1e5fdea9e238b466e.html

Dos tercios de los españoles que donan un riñón en vida son mujeres

Las mujeres donan más del doble de órganos en vida que los hombres en España, ya que de los 332 trasplantes renales de donante vivo realizados en 2017 dos tercios (64%) se hicieron con riñones procedentes de mujeres, frente al 36 por ciento de los realizados con órganos donados por hombres, según datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) presentados en la Jornada "Mujer y Salud Renal", celebrada  en el Senado.

"La donación de vivo tiene un marcado acento femenino", destacó la directora general de este organismo, Beatriz Domínguez-Gil, durante la jornada 'Mujer y Salud Renal' celebrada ayer en el Senado 
 
Además, los datos de la ONT muestran como esas donaciones van dirigidas fundamentalmente para los hombres, que constituyeron el 66 por ciento de los receptores de este tipo de trasplantes, y que esa mayor generosidad de la mujer se da tanto para receptores adultos como pediátricos.
 
La tendencia es similar en otros países y sobre todo suelen ser parejas o madres del paciente que necesita el riñón, que "por su carácter más sacrificado" suelen estar más dispuestas a donar o "tienen la decisión más firme", incluso cuando existe más de un potencial donante.
 
La Jornada fue vinculada a la celebración del Día Mundial del Riñón que se celebra mañana jueves, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, "en el que hay que poner en valor que la donación en vida es más frecuente en mujeres, con todo el sacrificio que supone para una persona sana someterse a un procedimiento quirúrugico en beneficio de otro", destacó la directora general de la ONT en declaraciones a los medios. Domínguez-Gil destacó, además, la necesidad de mejorar las donaciones de vivo en España ya que, tras alcanzar su "máximo esplendor" en 2014, con 420 trasplantes, ha bajado un 20 por ciento en los últimos años.
 
"El descenso en la actividad no es una noticia negativa, porque se ha dado en paralelo al aumento de donantes fallecidos, pero debemos recuperar esta actividad", según la directora general de la ONT, ya que las donaciones de vivo ofrecen mejores resultados que las de órganos de donantes fallecidos, tanto en supervivencia como en calidad de vida.
 
De hecho, el objetivo sería que los pacientes que necesitan una terapia renal sustitutiva pudieran acceder directamente al trasplante sin necesidad de pasar por hemodiálisis o diálisis peritoneal, algo que sin embargo sólo consiguen actualmente casi 5 por ciento de estos pacientes en España.
 
Para ello, están trabajando en acciones "de índole organizativa" para que haya profesionales especializados en la donación de vivo dedicados a informar de esta posibilidad en las consultas, o se pueda agilizar la evaluación de potenciales donantes "para que se haga en un corto de periodo de tiempo".
 
Asimismo, añadió Domínguez-Gil, también están tratando de reforzar el programa de trasplante renal cruzado para aumentar opciones de aquellos pacientes que tiene un potencial donante pero es incompatible por grupo sanguíneo.
 
Protección sociolaboral a los donantes
 
La directora de la ONT indicó que también están trabajando con los ministerios de Empleo y Sanidad para mejorar la "protección integral" de estos donantes en vida, tanto desde una perspectiva médica como psicosocial.
 
El objetivo, según indicó, es que estos donantes puedan optar a una baja laboral "con carácter protegido" como sucede con los permisos de maternidad, y que les cubra desde que se inician los estudios de compatibilidad previos al trasplante hasta la posterior recuperación de la intervención.
 
En este sentido, la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad, la pasada semana, una proposición no de ley para que el Gobierno ampliara esta protección socio-laboral y los donantes vivos estén protegidos ante un posible despido durante ese proceso, como reclama la ONT desde hace un año.
 
Enfermedad renal, "epidemia silenciosa"
 
Durante el encuentro, la presidenta de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), María Dolores del Pino, ha alertado de que la enfermedad renal crónica es una "epidemia silenciosa" y que España es el país con más pacientes en tratamiento renal sustitutivo, más de 21.000 mujeres, que a su juicio es "el fracaso de la prevención".
 
"Es una enfermedad de conducta, si somos capaces de cambiar algunos hábitos podremos cambiar aquellos factores de riesgo que son evitables", ha destacado esta experta, que lamenta que muchos de ellos, como el sedentarismo, el sobrepeso o la diabetes, tienen una mayor prevalencia en mujeres que en hombres en España.
 
Por su parte, el presidente de la Federación Nacional de Afectados por las Enfermedades del Riñón (Alcer), Jesús Molinuevo, destacó el impacto socio-laboral que tienen estas enfermedades y sus tratamientos para los afectados, y ha reclamado "medidas correctoras" que les garanticen la igualdad de acceso al trabajo "con los condicionantes de su enfermedad: más revisiones, cansancio o más riesgo de absentismo laboral".
 
Además, pese a que el 52 por ciento de las mujeres con tratamiento renal sustitutivo están en edad laboral, ha lamentado que muchas de ellas tienen "problemas" para compatibilizar su enfermedad con el rol de cuidadora en su ámbito familiar y acaba influyendo en su estado emocional.
 
"De nada nos sirve que los profesionales sanitarios hagan un magnífico trabajo si no tenemos acceso a una plena integración social, familiar y laboral", indicó Molinuevo.
 
http://www.medicosypacientes.com/articulo/dos-tercios-de-los-espanoles-que-donan-un-rinon-en-vida-son-mujeres?utm_source=Newsletter+MyP&utm_campaign=06d6a53cb8-Newsletter+MyP&utm_medium=email&utm_term=0_f7ccd7418d-06d6a53cb8-438890053
 

Subcategorías

2017, Cocemfe Ciudad Real

Sitio web actualizado por Miguel Ángel Martín