Cocemfe Ciudad Real

Noticias

 

 

El número de traumatismos craneoencefálicos graves y de lesiones medulares aumenta en verano

De acuerdo a los datos manejados por la Sociedad Española de Neurología (SEN) cada año se producen en España al menos unos 100.000 nuevos casos de traumatismo craneoencefálico (TCE) y unos 600 de lesiones medulares de origen traumático. Aunque la mayoría de las consultas por TCE son leves, el traumatismo craneoencefálico es la primera causa de muerte e incapacidad en la población menor de 45 años en los países desarrollados. Por otra parte, las personas con lesiones medulares son entre dos y cinco veces más propensas a morir prematuramente y en el 50% de los casos de origen traumático, ocasionan tetraplejia

“Casi el 50% de las lesiones medulares y TCE que se producen al año son debidos a los accidentes de tráfico y casi un 40% a accidentes laborales y deportivos. En verano, al aumentar los desplazamientos por carretera, cuando debido al calor se descuida la utilización de cascos protectores u otras medidas de seguridad y al incrementarse la práctica de deportes y, sobre todo, los acuáticos, es cuando se registra un mayor número de accidentes de este tipo”, explicó el Dr. Jesus Porta Etessam, director de la Fundación del Cerebro. 

En España, un 15% de los que sufren un TCE fallecen - constituyen la primera causa de muerte en personas menores de 20 años-  y al menos un 15% de los traumatismos craneoencefálicos pueden dejar discapacidad por secuelas neurológicas. Tres de cada cuatro pacientes con TCE son hombres y se produce sobre todo en edades comprendidas entre 15 y 30 años (principalmente por accidentes de tráfico), aunque también se dan con mucha frecuencia en la infancia (durante actividades de ocio) y en los mayores de 65 años (por caídas).

“Es importantísimo proteger nuestra cabeza de agresiones externas. En el coche debemos llevar siempre puesto el cinturón de seguridad y bien ajustados los reposacabezas, y en la moto y en actividades y deportes de riesgo, utilizar siempre casco”, señalé el Dr. Jesús Porta. “Los niños deben viajar siempre en las sillas especiales para el coche y usar casco cuando utilicen la bici, el patinete,…”. 

Por otra parte, de todas las lesiones medulares que se producen anualmente en España, un porcentaje destacado corresponde a sucesos evitables, tras actividades deportivas y de ocio. El perfil tipo de los afectados es el de un joven menor de 30 años, que suele sufrir el accidente en los meses de verano. Niños y adolescentes son los que con mayor frecuencia se ven afectados por traumatismos craneoencefálicos o lesiones medulares, generalmente por impudencias a la hora de introducirse en el agua. Un 44% de las lesiones medulares graves por inmersión se producen en la primera visita a una piscina.

“No solo por lanzarse al agua desde gran altura sino porque muchas veces estas prácticas van asociadas al consumo de alcohol u otras sustancias. Comprobar la ausencia de obstáculos y la profundidad del lugar donde nos vayamos a sumergir, utilizar los brazos como protección de nuestro cuerpo si nos tiramos de cabeza, vigilar a los más pequeños cuando estén cerca del agua y no consumir drogas antes de realizar cualquier actividad acuática, son las principales medidas a adoptar para evitar estos accidentes”, comentó el Dr. Jesús Porta. “Las lesiones medulares por zambullidas de cabeza durante el verano representan el 6% del total de los casos anuales y no dejan de incrementarse año tras año. Todas las causas de lesiones de médula están descendiendo e incidencia, menos las provocadas por causas deportivas”. 

También es importante destacar la importancia del uso de chaleco salvavidas al utilizar cualquier tipo de embarcación acuática, ya que pueden prevenir hasta el 85% de las muertes, y la precaución a la hora de utilizar motos acuáticas – la posibilidad de lesión es 8,5 veces mayor que en otras embarcaciones a motor- y toboganes de agua - un 18% de los accidentes que se producen en un medio acuático se producen en toboganes de agua, una cuarta parte de ellos por colisión entre personas-.

Tanto entre niños como adultos la práctica de deportes no acuáticos también parece aumentar en la época estival. “Los accidentes relacionados con el ciclismo o con montar a caballo también son frecuentes en esta época y pueden ser graves. Por lo tanto, conviene volver a recordar la importancia de utilizar casco protector al realizar estos deportes así como evitar realizar actividades que requieran de dificultad técnica si no disponemos de entrenamiento previo o habilidad suficiente”, destacó el Dr. Jesús Porta. 

http://www.medicosypacientes.com/articulo/el-numero-de-traumatismos-craneoencefalicos-graves-y-de-lesiones-medulares-aumenta-en?utm_source=Newsletter+MyP&utm_campaign=09800d0596-Newsletter+MyP&utm_medium=email&utm_term=0_f7ccd7418d-09800d0596-438890053

La tasa de paro de las personas con discapacidad en la actualidad es del 28,6%

En España se registran 89.400 jóvenes con discapacidad de 16 a 24 años en edad de trabajar, lo que representa el 4,9% de la población activa en España. Su tasa de paro en la actualidad es del 28,6%, 9,1 puntos más que la de la población sin discapacidad.

En la actualidad, en España, hay 1.840.700 personas con discapacidad, con edades comprendidas entre los 16 y los 64 años, lo que representa un 5,9% de la población, según datos de Odismet, Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo de la Fundación ONCE.

 

Este colectivo está caracterizado por una baja participación en el mercado de trabajo y por las discriminaciones que sufren en el acceso al empleo y en los propios centros y puestos de trabajo, por falta de adaptación de los mismos y accesibilidad del entorno laboral.

Por ello, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha propuesto una serie de medidas para su consideración en el plan contra la explotación laboral del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Este plan va más allá de velar porque se cumpla la obligación que tienen las empresas de 50 o más trabajadores de contar con un 2% de trabajadores con discapacidad, que en todo caso debe figurar con preeminencia.

Entre las propuestas, destaca el vigilar que en las empresas se cumpla la obligación de adoptar las medidas adecuadas para la adaptación del puesto de trabajo y accesibilidad del entorno laboral, en función de las necesidades de cada situación. Además, se tendrá que aplicar el enfoque de género y discapacidad en todas las actuaciones de género o relacionadas con este que despliegue la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, dada la mayor vulnerabilidad de las trabajadores con discapacidad, que deben gozar de un grado de protección y de vigilancia del cumplimiento de sus derechos más reforzados.

Además, se debe comunicar a las autoridades contratantes de las Administraciones Públicas, por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, todas las situaciones comprobadas de incumplimiento de la reserva legal de empleo a favor de personas con discapacidad, para que no puedan las empresas inobservantes participar en las licitaciones públicas de contratos de productos, bienes y servicios, tal como establece la ley de Contratos del Sector Público, que dispone este requisito como ineludible para ser admitidas en procesos de licitación pública.

Las personas con movilidad reducida no quieren que se retiren las pajitas de plástico

Starbucks dejará de usar pajitas de plástico en todos sus establecimientos a partir del año 2020 con el objetivo de reducir el impacto medioambiental. Se suma así a compañías como McDonald's, que anunció recientemente su intención de sustituirlas por otras de papel a partir del próximo mes de septiembre en los 1.361 restuarantes que tiene en las islas británicas, o Lidl. que las retirará de sus estantes todos los productos de un solo uso.

En su lugar, Starbucks ofrecerá una tapa reciclabe, que se convertirá en el accesorio predeterminado para todas las bebidas heladas a excepción del Frappuccino, que se servirá con una pajita hecha de papel o plástico biodegradable desarrollado a partir de almidón vegetal fermentado u otros materiales sostenibles, según explica la distribuidora de café en un comunicado.

Pero, ¿beneficia a todos esta medida? Para algunas personas con movilidad reducida, las pajitas son mucho más que una forma divertida de consumir bebidas y la importancia de retirarlas va más allá de proteger la fauna marina. "Quienes sufren parálisis cerebral o tienen afectados los miembros superiores no pueden sostener un vaso o un botellín, con lo cual son imprescindibles para que puedan tomarse un café o un refresco. Para nosotros es un elemento de accesibilidad y de autonomía personal", explica Francisco Sardón, presidente de la Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física (PREDIF).

Otros tipos de artículos para sorber líquido no ofrecen la misma fuerza, flexibilidad y seguridad. Las pajitas biodegradables de papel pueden suponer un riesgo para las personas que no controlan por completo la mandíbula si se deshacen con facilidad, mientras que las de silicona a menudo carecen de la curvatura superior que sí tienen las convencionales; y las metálicas "es como si no existieran" porque no sólo tienen este problema, sino que además no son adherentes y "las personas con tetraplegia o patologías similares" no las pueden coger.

 

"Para nosotros es un elemento imprescindible de accesibilidad y de autonomía personal"


"Yo quiero pensar que los responsables de esas cadenas no son conscientes de lo que supone para nosotros el cambio", lamenta el representante de PREDIF, que insiste en la importancia de adaptar los envases: "Para nosotros es muy útil que sean articulables. El hecho de que puedas articular la pajita facilita mucho. Cuando es recta sólo se puede utilizar en una posición, que normalmente no es la que pueden utilizar las personas con movilidad reducida".

"Los clientes aún pueden obtener una pajita hecha con materiales alternativos y trabajaremos con la comunidad de discapacitados para asegurarnos de seguir cubriendo sus necesidades en el futuro", defiende Starbucks en declaraciones a la cadena de televisión estadounidense CNN, que dedica un artículo a los testimonios de algunas personas afectadas. Buen ejemplo de ello es Daniel Gilbert, un joven de 25 años con distrofia muscular de Duchenneque comenzó a usar tubos de plástico para ingernir líquidos a medida que sus músculos se debilitaban.

"Me haría feliz utilizar pajitas más respetuosas con el medioambiente. No tratamos de ir contra el medioambiente, simplemente de proteger a las personas con discapacidad", considera Gilbert, con quien coincide Emily Ladau, una activista y escritora que padece el síndrome de Larsen, un trastorno que afecta al desarrollo de los huesos y que le impide maniobrar en la silla de ruedas y beber al mismo tiempo.

 

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2018-07-12/pajitas-de-plastico-discapacitados-starbucks_1591639/

Subcategorías