Noticias

 

 

Emoción, inclusión, competición y, sobre todo, buen ambiente han sido los principales ingredientes del XXI Descenso del Sella Adaptado, que el pasado fin de semana tuvo lugar en tierras asturianas. Una esperada prueba, organizada por  la Federación de Deportes para Personas con Discapacidad Física del Principado de Asturias (Fedema), en la que han participado 78 embarcaciones divididas en dos categorías: la A, que agrupa a los deportistas con lesiones más leves; y la B, con deportistas en silla de ruedas, especialmente lesionados medulares.


Según informa la Fundación También, además, estuvieron acompañados de otros tantos piragüistas, familiares, amigos o compañeros. Un número de palistas que ha supuesto un nuevo récord de participación en una prueba en la que cada año se reúnen más deportistas con discapacidad.


El domingo, las condiciones para el descenso fueron buenas a pesar de la intensa lluvia que cayó el sábado y que hizo que el río llevara mayor caudal que en días precedentes. A pesar de ello no hubo puntos de excesiva dificultad y todos los participantes pudieron disfrutar de los primeros once kilómetros no competitivos que unen Arriondas y Llovio.

 

Por supuesto, hubo tiempo para el avituallamiento, ya que a la altura de Llordón se realizó una parada técnica en la que todos repusieron fuerzas. Tras el descanso, sonaban las tradicionales gaitas y se daba el chupinazo de salida a los 5 kilómetros de competición que quedaban hasta el puente de FEVE en la localidad de Llovio (Ribadesella). A partir de ahí no hubo relax, todos palearon fuerte para conseguir los mejores tiempos.


En esta ocasión, la ausencia de Jonás García, vencedor de las últimas ediciones, llevó a lo más alto del pódium en categoría mixta A K2 a Ernesto Fernández González, acompañado de Rodrigo Hortal  que completaron el recorrido en casi 23 minutos. Pocos segundos más tarde entraban José Andrés Blanco Sánchez, acompañado por Pablo Díaz y en tercera posición Adrián Martínez, segundo el año pasado, junto a Manuel Viedma, de la Fundación También. En categoría BK2, el triunfo fue para Evilio Alonso Solar y Francisco Javier Sordo, seguidos de Pedro González y José Carlos Rubiera, y de Lázaro Rodríguez y Rodrigo Hortal, palistas de la Fundación También.


La entrega de trofeos y la comida de hermandad, que se celebró en el polideportivo municipal de Arriondas, pusieron broche de oro a la prueba y a un intenso fin de semana donde más de un centenar de beneficiaros de la Fundación También han podido disfrutar del deporte, del ocio, del turismo y la gastronomía en tierras asturianas. Una actividad que la Fundación También viene realizando desde hace catorce años seguidos y que en esta ocasión ha sido posible gracias al apoyo de Fundación Telefónica y sus doce voluntarios que dieron, en todo momento, lo mejor de sí demostrando que la inclusión se escribe con mayúsculas.

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (Famma) ha denunciado que el acceso al ocio es “prohibitivo” a las personas con discapacidad gravemente afectadas.


Famma también criticó que la participación en actividades de ocio está condicionada a la asistencia de un acompañante personal, que también deberá abonar la entrada pertinente, así como al uso del único medio de transporte público que garantiza la movilidad de puerta a puerta, el taxi adaptado.
De este modo, la federación destacó el importante gasto que supone acceder al ocio para las personas con discapacidad gravemente afectadas, que estiman en una media de 150 euros por actividad, al sumar el coste del taxi, las horas del asistente personal, el desembolso en restauración y el precio de la actividad misma.
Otro de los aspectos que denunció Famma fue la ausencia de una tarifa reducida para las personas con discapacidad en múltiples locales de ocio tanto públicos como privados, mientras que sí se ponen a disposición entradas a precio reducido por razón de edad.
“Con esta pasividad en la promoción de la cultura y el ocio para las personas con discapacidad no sólo no se ahorra, sino que aumenta el gasto sanitario por las situaciones de aislamiento que pueden derivar en cuadros depresivos y situaciones familiares complejas que acaban bajo los recursos sociales de la administración, una circunstancia perfectamente evitable si propiciáramos oportunidades de acceso al ocio y la cultura para personas con discapacidad ajustadas a sus posibilidades económicas”, destacó en un comunicado la federación.
De este modo, Famma solicitó a la Administración una oferta de ocio público y accesible para las personas con discapacidad gravemente afectadas, con tarifas no discriminatorias y asequibles. Además, recordó el artículo 30 de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad que recoge la garantía de que las personas con discapacidad tengan acceso a lugares donde se ofrezcan representaciones o servicios culturales, y reclamó el cumplimiento de este tratado.

 

Subcategorías

Las últimas noticias del equipo de Joomla!

Información adicional

2017, Cocemfe Ciudad Real

Sitio web actualizado por Miguel Ángel Martín