La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, dijo este martes a la delegación española que ha participado en los Juegos Paralímpicos de Invierno de Sochi que "es un orgullo" tenerla como embajadora del deporte español.

"Los Juegos Paralímpicos demuestran que con determinación, esfuerzo y coraje no existen barreras", afirmó Camarero en la recepción ofrecida por el Gobierno a los deportistas españoles que han protagonizado esta competición. En el que fue su primer acto como secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, la representante del ministerio que dirige Ana Mato felicitó uno por uno a los siete deportistas y a los dos guías que han conformado la delegación española de deportistas de estos juegos y se refirió, de forma particular, a Jon Santacana, "el mejor ejemplo" del esfuerzo y la dedicación.

Santacana, esquiador con discapacidad visual, acompañado por su guía, Miguel Galindo, obtuvo los principales resultados, con una medalla de oro en la prueba del descenso y una plata en el eslalon, y el cuarto puesto en el supergigante y en el eslalon gigante. Y esto, a pesar de que el esquiador se está recuperando de una lesión sufrida el pasado otoño.

A este respecto, el deportista reconoció en este acto que la experiencia de Sochi ha sido "muy bonita, pero agotadora", ya que las condiciones en las que estaba la nieve eran "realmente complicadas".
En la misma recepción, el secretario general del Comité Paralímpico Español, Miguel Sagarra, mostró su "satisfacción" porque el primer acto público de Susana Camarero como secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad haya sido para los deportistas con discapacidad. Conducido por el director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad, Ignacio Tremiño, el acto contó con la presencia de senadores y diputados, además de con el presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), Luis Cayo Pérez Bueno.

Información adicional

2017, Cocemfe Ciudad Real

Sitio web actualizado por Miguel Ángel Martín