El caso de Molina en la VII Carrera Urbana de Ciudad Real

 

C.O. / Ciudad Real

 

Foto: Rueda Villaverde. La Tribuna de Ciudad Real

 

La VII Carrera Urbana de Ciudad Real, segunda prueba puntuable para el Circuito de Carreras Populares se celebró el pasado 16 de marzo con un curioso hecho, y es que el vencedor no figuró como tal. Se citó como vencedores a Antonio Cantos (Atletsmo Albacete) y Sonia Ruiz (Training Rey). Sin embargo, el primero que llegó a la meta con su silla de ruedas de atletismo fue el infanteño Gustavo Molina, que paró el crono en 28:51. Un nuevo éxito para el campeón de España de handbike de 2012, director de proyectos de la Fundación Ciclista de Castilla-La Mancha. Por ello, se echó de menos una mención al infanteño durante la entrega de trofeos o algún tipo de detalle por parte de la organización. Molina reflejó con sus palabras el estado agridulce que le había provocado el acontecimiento. “He corrido en Ciudad Real, en mi tierra y estoy contento por el resultado, el tiempo y la progresión, siete minutos menos que el año pasado. Pero también triste, que no enfadado, con el trato, que no ha sido malo, pero si indiferente”, explicaba.  “Me entreno como deportista profesional que soy, todos los días de la semana, algunos hasta realizo una triple sesión. Entrenadores, dietas, fisios, material, ayudas ergogénicas y poca o nula vida social –marcan su día a día-.  Como todos pago mis cuotas de inscripción y no me parece mal que no me reconozcan mi duro trabajo del día a día; el tiempo, el dinero que invierto…que me den un trofeo, la foto de turno, la botella de vino, todo eso me da igual, pero me molesta y mucho que ni siquiera aparezca en las listas de clasificación, como si no hubiera participado”, prosigue. “Así, ¿cómo voy a conseguir becas, ayudas, subvenciones o patrocinios, si en tu propia casa te tapan? ¿Cómo vamos a conseguir sacar a aquellas personas con alguna discapacidad de sus casas para que participen en pruebas deportivas? Aún así no voy a dejar de correr, ni de pagar mis inscripciones”, concluía.

Casos como el suyo son tomados a diario como ejemplo de superación y, a pesar de no figurar en ninguna de las categorías establecidas oficialmente por el Circuito, no hubiese estado de más haber reconocido su esfuerzo mencionando su clasificación en la prueba.

 

 

 

Información adicional

2017, Cocemfe Ciudad Real

Sitio web actualizado por Miguel Ángel Martín