Destacado

El alcalde de Cuenca, Juan Ávila, y el vicerrector de Transferencia y Relaciones con Empresas de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Pedro Carrión, han firmado un convenio de colaboración de I+D para la ‘Investigación y estudio de la discapacidad en la ciudad de Cuenca, en el marco del Consejo Municipal de Integración’.

El acuerdo pone de manifiesto la intención de ambas instituciones de desarrollar investigaciones en el campo de la discapacidad, ahondando en campos como la integración en salud y prevención, educación, rehabilitación integral, empleo, orientación y formación profesional, protección económica y servicios sociales, entre otros, según ha informado el Consistorio en nota de prensa.

La profesora del Departamento de Derecho del Trabajo y Trabajo Social, Myriam Gutiérrez Zornoza, será la encargada de coordinar un proyecto en el que también participará la directora del Área de Intervención Social (AIS) de Ayuntamiento, Begoña del Pozo; mientras que el equipo investigador estará compuesto, mayoritariamente, por profesores de la Facultad de Trabajo Social del Campus de Cuenca.

 

La Universidad regional es miembro del Consejo Municipal de Integración de Cuenca desde 2009 y desde 2013 forma parte también de la Comisión permanente del mismo.

Busca la inclusión sociolaboral de las personas con discapacidad en situación de vulnerabilidad

Alhambra, Daimiel, Manzanares, La Solana, Ruidera, San Carlos del Valle, Arenas de San Juan, Carrizosa y Villarta de San Juan. Son las localidades que se han adherido al proyecto que Cocemfe Oretania Ciudad Real en conjunción con Cocemfe Guadajara ha presentado a la obra social ‘la Caixa’ para poder desarrollar en el año 2015 un servicio de intermediación sociolaboral enfocado a las personas con discapacidad en situación de vulnerabilidad. En este sentido, y tal y como informa la convocatoria “pretendemos reforzar sus capacidades adecuándolos a las actuales necesidades del tejido empresarial en nuestro territorio, marcadamente rural”, comentan desde al entidad.

 

 

Por tanto, la intención de este programa es establecer itinerarios personalizados e individualizados de empleo que combinen acciones de información, orientación, asesoramiento, formación y prácticas laborales, con la finalidad de conseguir la inserción laboral de las personas discapacitadas de estas zonas rurales, caracterizadas en términos socio-económicos por su escaso tejido  empresarial, formadas prácticamente por micropymes; por su prácticamente inexistente presencia industrial, y precariedad en servicios. Todo ello, dificulta aun más la incorporación laboral de las personas con discapacidad de estos pequeños núcleos rurales. “Son uno de los colectivos que mayores dificultades presentan en la actualidad para acceder al mercado laboral, estimándose que más de un 66% de las personas con discapacidad que buscan empleo permanecen en situación de desempleo, por eso creemos más que justificado este proyecto en nuestra provincia”, aseguran.

 

Por su parte, la convocatoria de la Obra Social ‘la Caixa’ destaca la complicada situación del mercado laboral actual, “con una fuerte incidencia en el paro juvenil y de el de larga duración”. Por esta razón consideran prioritario facilitar la inserción laboral, así como la empleabilidad, especialmente entre las personas en situación de mayor vulnerabilidad social, entre los que se encuentran las personas con discapacidad. “Mediante la presente convocatoria pretendemos impulsar proyectos de inserción sociolaboral para personas con discapacidad”, al tiempo que apuestan por la innovación y la transformación social.

 

 

Obra Social ‘la Caixa’ cofinanciaría este proyecto que se desarrollaría en 2015 en el caso de ser aprobado. Consistorios como el de Puertollano también han apostado por él, como informábamos la semana pasada cuando sendas entidades firmaron un acuerdo de colaboración.

Ingenieros biomédicos de la Universidad de Duke, en Durham, Carolina del Norte, Estados Unidos, han hecho crecer músculo esquelético vivo que se parece mucho al real: se contrae con fuerza y rapidez, se integra en los ratones en los que se probó rápidamente, y por primera vez, demuestra la capacidad de curarse a sí mismo, tanto en el laboratorio como en el interior de un animal.

El equipó probó el músculo de bioingeniería estudiándolo en la parte trasera de un ratón vivo. La nueva técnica, que se describe en la edición de esta semana de 'Proceedings of the National Academy of Sciences', permitió la monitorización en tiempo real de la integración de los músculos y su maduración dentro de un animal vivo andando.

Tanto el músculo cultivado en el laboratorio como las técnicas experimentales son pasos importantes para hacer crecer músculo viable para el estudio de enfermedades y el tratamiento de lesiones, destaca uno de los autores, el doctor Nenad Bursac, profesor asociado de Ingeniería Biomédica en Duke. "El músculo que hemos hecho representa un importante avance para el campo -dijo Bursac-. Es la primera vez que se crean músculos de ingeniería que se contraen con tanta fuerza como el músculo esquelético nativo".

 

 

Información adicional

2017, Cocemfe Ciudad Real

Sitio web actualizado por Miguel Ángel Martín